jueves, 3 de septiembre de 2009

Tiempo (dulce y sal)

Por: Jinre  
Lima, 2009



Está en mí,

como no imaginé…

sin anunciarse

como alud encausado de pasiones

con fríos espejos que albergan calor

acompañando a los locos que se miran en él

aquí estoy, estamos...

intentado una, dos, tres, mil veces…

buscando, persistiendo,

encontrando el camino

de ida, de vuelta

con temblores en la piel,

miradas extraviadas,

recodos en el camino…



vuelvo, volvemos…

perdiendo de vista al horizonte,

mirando delante,

buscando el ser interior

el nunca descubierto

avanzando una vez más,

mirando hacia atrás

una, dos, mil veces

sin salirnos del surco,

húmedas las espaldas

la frente, las manos, el rostro

los labios con sabor a montes de sal…



sin pausas, sin espera,

el tiempo avanza con agujas negras,

el Tiempo busca su tiempo…

una vez más, al fin

el torrente encuentra su delta

los montes de sal abren sus siluetas como nunca, sin límites…

la humedad gobierna en la espesura y  me hago dueño de sus sonidos

las ramas que rozan los cuerpos

caen rendidas en los caminos blandos y pedregosos de nuestro entorno

gobernadas por nuestra bendita y humana dialéctica…

Sin descanso, asfixiado en mi empeño sigo, sigo, sigo…

hasta morir,

intentando vivir una vez más, junto a ti...

tiempo.

*
*
*

No hay comentarios: