miércoles, 23 de enero de 2008

rampa 4 - Compartir

19 de Noviembre de 2004
10:29 a.m.

... espero que estes muy bien... sabes, he recibido con atención lo que me compartes, y en cada palabra descubro lo que un día te manifesté... el todo es la vida y la vida se llena de esos pedacitos que son los momentos que vivimos, tristes, alegres, excitantes, hermosos... incluso de aquellos donde el cuerpo sufre cuando el alma goza (de los que nos hacen crecer como seres humanos)... al final esos forman parte de ese todo...

…hay cosas que uno no puede programar, no puede predecir… puedes desear algo, pero anticipar lo que vivirás un momento, un segundo, un instante del todo de la vida, no es propio de seres humanos... el asunto es saber que ellas ahí estarán alimentando tu vida terrenal... como los amores que no fueron.. como el amigo que llegó, o como el jardín que regaste y un día se secó a pesar de tus cuidados… como la violencia… de la cual debemos sacar lecciones de vida….
pretender ignorar situaciones, circunstancias, sería perder la hermosa oportunidad de aprender y crecer con lo que te brinda la creación... todo ello es el Todo… finalmente las partes con las que creces y vives para siempre son las que un día tocaron tu corazón, pero sin saber si seguirán o no para siempre acompañándote... haberlas descubierto es lo importante, es haber vivido de verdad...

planificar las emociones que te depara la vida es un sano intento, pero nunca nadie pudo hacerlo... el esfuerzo por hacerlo siempre fue un hermoso fracaso ya que nos devuelve a la realidad y nos reafirma nuestra condición de seres humanos... lo bello sería saber que esas partes del todo fueron vividas en verdad con amor, con alegría, saber que tocaron nuestro corazón...
estoy de acuerdo contigo aunque creas que lo que manifiesto no ande por el camino de tu sentir…

sabes… he sentido que creciste mucho en estos años que no te ví... descubrí un ser que de pronto no estaba habituado a conocer, yo te recuerdo resistiéndote a escuchar o entender otras formas de decir determinadas cosas... algo que yo consideraba en ti un verdadero pecado, como un huir o escapar de cosas que nos comprometen como personas que habitamos este mundo... hoy no sé que tanto se ha vencido eso... pero me dio gusto saber que levantaste vuelo para muchas otras cosas que me causan admiración... te atreves a manifestar conceptos, bromas, inclusive palabras y situaciones a las cuales antes temías acercarte... eso me hace feliz… es bueno saber también que la vida te llenó en alguna medida de esos momentos que compartimos y que estoy seguro seguirán llenando, quién sabe hasta cuándo, dónde y cómo... todo ello me causa felicidad porque te siento una vez más como un bello ser humano... de esos, que seguro hoy en día deambulan por ahí en el mundo, pero que en medio de tanta confusión e indiferencia parecieran no existir.

gracias por inspirar el hablarte de esta manera...

No hay comentarios: